La tarea...

La gente grita que quiere un futuro mejor, pero el futuro es un vacío indiferente, mientras que el pasado está lleno de vida.

Su rostro nos excita, nos irrita, nos ofende y por eso queremos destruirlo o retocarlo.

Todos quieren hacer de la memoria un laboratorio para retocar las fotografías y rescribir las biografías y la historia.

Cartas de Raquel Bourgade Olivares. Escribo antes que me olvides. FIGLIO PERDUTO
































---------------------------------------------------------------------------------
23 de Junio
Querido hijo:
Espero que estés muy bien.
Yo escribiendo cartas para que las juntes y sepas lo que no he conversado antes, por muchos motivos. Aquí van algunos recuerdos de tu mamá.
Mi papá era primo de los Blanchard. Eran primos y hermanos de leche. O sea ellos fueron amamantados por una sola madre o por una misma nodriza.
Mi papá Leopoldo Bourgade Caperan salió de Burdeos con destino a Valparaíso y junto a Juan Blanchard. Su padre era conde y su mamá marquesa. En Burdeos Francia hay un colegio donado por el conde.
Mi papá era hijo único ya que su hermana murió cuando tenía 18 años. El conde era mañoso con su hijo y él tenía la idea de venir a Chile con los Blanchard. Y así lo hizo. Después le mandó una carta a su hijo contándole sobre sus bienes. Esta carta desapareció del escritorio de mi hermano Chale. Y nunca más se supo nada.
Mi papá se vino con Juan Blanchard a Valparaíso. Al llegar conoce a Dolores Domini de 39 años, mujer francesa radicada en Valparaíso, de las Monjas Francesas. Se casan y tienen dos hijas. Él regresa con ella a Francia para presentarla. Los parientes no la aceptan y la tratan de india, sin saber que ella entendía todos los insultos porque hablaba francés. El enojo era porque a mi papá le tenían otra señorita para casarse.
Decide regresar a Chile con Domini.
Juan Blanchard fue quien lo trajo en barco a Punta Arenas. 
El empresario era Juan Blanchard y mi padre le llevaba las cuentas. Ellos se preocupaban de abastecer a los barcos y equipar a los loberos que les pagaban con cueros y después ellos exportaban las pieles, eran armadores y hacían raques, ovejería, aserraderos, oro. Y todo era en la Patagonia, un país muy distinto a Chile y a Argentina. 
Mi padre era el contador del Taller Minerva (Búscalo en internet) Era la cuadra entera. Había un portón gigante pero yo entraba por la puerta de las oficinas. Era una pieza de espera con vidrios, pelada y después tú abrías la puerta a la que tenías que ir y allí estaba mi papá con escritorios y papeles, cuadernos, y muchos libros. El piso era color claro porque todo lo otro era madera. La entrada era de baldosas. Arriba estaban las ventanas. Él trabajaba en el primer piso. 
Mi mamá era institutriz de los Blanchard, porque ella hablaba francés y así fue como conoció a mi padre.
Los días 14 de Julio se cantaba el Himno de Francia y se ponía la bandera francesa en la entrada de la casa. 
¡Mira de lo que me estoy acordando!
¿Te acuerdas que mi mamá te decía “fêrme la bouche”? ¿Te acuerdas tú?- 
Es tarde. Después seguiré. 
“Oración de la virgen de Montserrat”
Me persigno con los clavos de Jesús
y me abrazo de la cruz
para que siempre me proteja 
el nombre de Jesús
hijo de Dios, María y José.
Soberana reina de Montserrat
Templo de la santísima Trinidad
Esta oración la rezábamos con mi mamá en las noches.
Mi mamá nos persignaba, nos abrazaba y teníamos que darle dos besos; uno para ella y otro para el recuerdo del papá. 
Estuvo enamorada toda la vida de mi papá.
Al otro día ella cocía y yo solfilaba sus costuras que tenía que entregar.
¿No sabes lo que es solfilar?
(¿Será posible que se aflojen tanto los hilos del recuerdo y se nos estiren los trapos diarios de tal forma que se nos vayan perdiendo cosas por el camino? Suerte que las madres están para solfilar toda la vida.) 
Mamá antes de irnos a dormir nos solfilaba las manos y la boca, y nos hablaba de los peligros de la noche y de los riesgos del croché...
Así me crié, con fe, amor y alegría.
Mi mamá fue muy alegre siempre. Hija única.
Cuando pasaba por el comedor, miraba el cuadro de mi papá, (Que tu hermana Sally lo cortó. La foto fue retirada por la Auristela de su casa. Y tenía razón porque era su casa)… bueno… y lo retaba por dejarla sola y haberse muerto de un día para otro. Y yo pensaba que mi mamá estaba loca.
Así fue mi niñez llena de vida y tristezas. Más adelante te contaré más…Tu mamá.
---------------------------------------------------------------------------------
Señor mío
Cuatro puntas tienen mi cama
Cuatro ángeles me la guardan
Juan, Lucas, Marco y Mateo
Y Jesucristo en el medio.
Me abrazo de la cruz
Para que siempre me proteja
En el nombre de Jesús, María y José.
Esta oración me costó mucho recordarla pero la rezábamos con mis hermanos y mamá, para que no nos falte nada. 
Estudio, comida en especial y el trabajo de ella que no falte. 
Esta oración es única. No se encuentra en ninguna parte.
Con esta oración nos acostábamos a dormir calladitos y confiados en que al otro día nada nos faltaría.
Mi mamá nos bendecía a los cinco. Con un besito a los cinco hijos.
Raúl, Ruby, Raquel, Taíto, Pepe y Charles. 
La Ruby era la colorina. Y yo era la Negra.
Tu mamá
………………………………………………………………………
24 de Junio 2010
Querido hijo:
Me tiene muy contenta escribirte mis recuerdos.
Los días domingo mi papá arrendaba un auto para salir con nosotros a Rio Seco.
El chofer se llamaba Chu…(no me acuerdo)
Después de las 5,30 hrs. íbamos con él a la playa, corríamos, nos pegábamos…saltábamos. Contentos.
En casa teníamos un patio grande con bicicleta, columpios, cuerdas para saltar y jugábamos con la Adela Bustamante; nuestra institutriz, que vivía del cementerio para arriba. Un chofer que nos llevaba y nos traía y una profesora particular nos hacía clases de escritura.
A los nueve años nos venía a buscar un auto para ir al colegio particular “Emma Bravo”. 1º, 2º y 3º preparatoria. Yo y la Ruby…Después cuando murió mi papá fui a un colegio fiscal. 
A partir de la muerte de mi papá, todo cambió. Nos fuimos a una casa chica y no tuvimos más empleados. Y mi mamá se puso a coser para sus amistades y todo lo hermoso se fue. Fue otra la vida que nos tocó vivir. Tristeza y pobreza. Se fueron las amistades­­­­­­­­­­­­­­­­­­, las comidas en casa. Se fueron la música, los bailes, los cantos, el piano y las compañías con dinero.
Al casarse la Victoria, yo y Rudy fuimos sus pajes, vestidas de blanco con coronas en el pelo. Todo esto fue mientras vivía mi papá que ya se había separado de su esposa primera. Después sigo.
………………………………………………………………………
Al morir mi papá, la Ruby lloraba todo el tiempo y yo le decía “tonta no llores que ahora vamos a salir solas y lo pasaremos bien jugando y paseando” ¡Cuan equivocada estaba! Después nos vino el cambio de vida que fue terrible ¡Ahí sí que yo lloraba!
Nos fuimos a Río Gallegos donde nos esperaba una familia amiga con casa para arrendar al lado de un Banco que había sido asaltado por unos gringos
Mi mamá y sus cinco hijos nos fuimos con maleta, en auto a Río Gallegos. Durante un año estuvimos allí. 
No había tanto trabajo y el llanto nos hizo regresar llorando sin tener nada.
Mientras tanto Raúl estaba trabajando en el Taller Minerva. Le correspondía por la muerte de mi papá.
………………………………………………………………………
25 de Junio
Querido hijo
Sigo con mi testamento de regreso del doctor.
Sanhueza la recomendó; a mi mamá, al hospital, para que cuidara una casa por haber quedado sola. 
Esa casa era una escuela en Barranco Amarillo. Yo tendría 13 años. La Ruby ya había muerto. Era una colorina linda. Y como yo tenía el pelo negro me decían la negra. Igual que tú y tu hermana Quela, como tú eres colorín, a ella le decían la negra. 
Yo ayudaba en la costura y en los quehaceres de la casa…ayudando a la Victoria.
La Victoria tocaba el piano y yo cuidaba sus hijos…su casa…Mi mamá me decía: 
- Vaya a ayudar a sus hermanas. Y yo tenía que ir.
A tu papá lo conocí en una fiesta. Nos gustamos y pololeamos. Me escribía lindas cartas de amor. Yo le regalaba libros de poesía. Los dos éramos románticos y buenos para bailar. Lo pasé regio cuando nos casamos en calle Colón. Me casé en la iglesia Miraflores, pues vivía en la población Williams, que era de la Armada. La Iglesia del niño Jesús de Praga…con un coro de niños huérfanos de la misma iglesia. Los niños me cantaron el Ave María. Mi mamá me hizo el vestido de novia de tul blanco. A mi casamiento fueron los pacientes del hospital y la fiesta fue en casa de la Tela, en Colón. Muy linda. Viví con ella tres años pagándole arriendo, luz, agua. Tenía tres piezas lindas. Mi dormitorio en tono verde agua. La Tela estaba feliz por mi hermano Raúl que trabajaba en el Taller Minerva y por ser Director de Partido Radical. Era su orgullo Raúl. Fue tu tío, el mismo que vivía en calle Quillota y te regaló un cheque celeste para que compraras tus primeros zapatos de futbol.
Fui del brazo de él cuando me casé.
Vivimos muy enamorados y muy felices con tu papá. Llegaste con un amor grande y para la familia fue el orgullo más grande por ser tan lindo, porque fuiste bebé de revista. También llegaste después de un terremoto.
Nos cambiamos a la calle Quillota con Carlos Lepé que arrendaba una casa de los Braun. Lo pasamos muy bien solitos sin los suegros.
Volvimos a Colón, por haberse desocupado el departamento que nos arrendaba la Tela, que eran como 50 mil pesos. Éramos felices, hasta que le dijeron que se iba a morir y yo nunca lo creí. Pensé que era mentira, todo. Como cambiaron todos conmigo tuve que obedecer en todo a la Tela que tenía la última palabra. Y así me dejé llevar.
Isidora mi mamá, fue una mujer que al enviudar comenzó a vender todo lo que tenía, lámparas, los cristales, la loza, los muebles, la ropa, alfombras, escritorios, buffet, arrimos, paragüero. El doctor Sanhueza le dijo:
- Desarma un delantal y saca molde que yo te traigo una pieza de lienzo.
Así mi mamá llegó a tener siete máquinas Singer y siete señoritas que cocían. Ella entregaba delantales al hospital. Hacia camisas de hombre y después le ponía etiquetas y pasaban como que venían de Santiago. Hizo cortinas, fundas de muebles, preciosos pantalones. Cuidó un colegio, dio pensión a los telegrafistas de la aviación. Por eso yo pololeé con Rubén Stewart. Un suboficial de la aviación que hablaba con la lengua atravesada porque era gringo, de ojos azules. 
Yo solfilaba las terminaciones de sus trabajos. Como ves tu abuela fue como una empresaria de la costura. Muy trabajadora.
Mi hermano Pepe recibió una beca de la Escuela Industrial, por lo que comía y dormía allí. Una noche olvidaron cerrar una ventana, nevó, y le dio tuberculosis. Murió. Yo lloré mucho su muerte.
La Ruby colorina, se indisponía y le dio anemia. Tendría13 años cuando murió.
El Chale también trabajó en el taller Minerva. Le dieron una casa en 21 de Mayo. De allí salí para casarme con mi amor.
Raúl, el mayor, era contador de la firma Blanchard. Al morir Raúl quedó el Chale.
Raquel y René, mis hermanos, murieron de 6 y 7 añitos. Nos vestían con un delantal blanco y nos sacaban a la playa a hacer patitos.
Yo usaba un sombrero azul para ir al colegio particular “Emma Bravo”. Iban muchas hijas de militares que ellos las llevaban y las traían. Nosotros con chofer…
Las zapaterías nos llevaban los zapatos a la casa, nos probaban y nos compraban a todos. 
Teníamos chofer, institutriz, cocinera, y empleadas.
Mi papá fumaba puros y recuerdo verlo con sombrero de tongo negro y bastón con mango de marfil. Yo recuerdo que fumaba puros y tomaba vermú. Muy cariñoso con mi mamá. La abrazaba mucho a mi mamá. Yo recuerdo la besaba, Yo siempre miraba por la chapa de la puerta…claro que cuando me pillaron me pegaron con un coscacho en la cabeza.
Hijo, me dijiste que te escribiera y así lo hago feliz porque he recordado mi vida
………………………………………………………………………
Querido Hijo:
Recuerdo cuando pasaba en limpio tus cuadernos en el Liceo de Quilpué hasta la madrugada para que te pongan una buena nota al otro día. Compraba los útiles con préstamos de la Armada y yo iba a Valparaíso. Querido hijo; un abrazo y un beso para ti. Que estés bien contento con lo que te mando para que tengas un recuerdo de tu madre que te quiere mucho y desea lo mejor para ti. Este pequeño libro lo escribí especial para ti. He recordado cosas lindas que tenía olvidadas. Me despido, con amor; tu madre que te quiere, Raquel Bourgade Olivares.
25 de Junio de 2010 a los 86 años. Besitos
………………………………………………………………………
Querido Hijo:
Aquí te mando algo de los Ciscutti, narrado por la Amalia en una carta que me mandó. Que me relató cosas de su infancia y que voy a completar con mis recuerdos
Mis dos hermanastras eran la Luisa y la Victoria. La Luisa, que estaba casada, vivía con su suegra; una española ruda y agria que nos desagradaba cómo hablaba y que dominaba a Luisa. Por eso no la visitábamos.
La Victoria Ciscutti amaba intensamente la música, la poesía, la pintura, el arte en general. De casa nada. Yo atendía a sus hijos, los cambiaba y los sacaba al parque Colón. 
La Victoria, hija de mi papá, tenía casa propia y amoblada, desde soltera. Tenía el título de concertista. Estaba comprometida con un señor de apellido Viola, Su fiesta de compromiso fue apoteósica, con tarjetas de invitación, publicación en el diario como se acostumbraba en ese tiempo con “hors d'oeuvres” pero ocurrió que un día vio a su prometido encamado con una mujer y nunca más quiso verlo. 
A los 6 meses se casó con Vinicio que le decía “mi Totó”. Era puro cariño con ella. Hablaba muy bien el italiano y el alemán, idioma que hablaba con su abuelo Humberto que había nacido en Austria. Vinicio era muy buenmozo. Trabajaba en Correos de Chile. Sus hijos fueron Irma, Leopoldo, Armandito, Luchita y Amalita Victoria América, mi sobrina regalona. 
Nosotras con la Ruby, fuimos sus pajes en su casamiento. Fue un matrimonio feliz.
Vinicio cantaba lindas canciones, le gustaba salir al campo con sus hijos a cosechar frutillas silvestres y calafates. También tenía su quinta con repollos, lechugas, zanahorias y papas. Y un gallinero bajo la casa. Tenía una de las sonrisas más bellas que yo haya visto en mi vida.
Fortunato Ciscutti era el papá de Vinicio y trabajaba en la Dirección de Obra en la municipalidad. Fue uno de los buscadores de petróleo y planificador del camino de Punta Arenas a Puerto Natales.
Hoy estoy mal de mis ojos.
Tu mamá. Te quiero.
---------------------------------------------------------------------------------
Hijo te mando los santos a los cuales mi mamá les rezaba todos los días.
San Judas Tadeo
El Sagrado Corazón 
El niño Jesús de Praga
San Antonio de Padua
Que ellos te acompañen igual como me han acompañado a mí.
Con amor tu mamá.
---------------------------------------------------------------------------------
6 DE JULIO 
Querido hijo Rubén:
Te hablaré de tu familia nuevamente. 
Viví en la calle Fagnano con mi papá y mamá en una casa muy grande, de dos pisos, color claro con césped y rosas. 
Después viví al lado del Taller Minerva.
El padre de mi mamá se llamaba Olivares Devia y tenía un almacén que se llamaba “Frutos del País” en La Serena. 
Mi abuelo paterno se enojó con mi mamá porque se equivocó en llevar los libros de cuentas del negocio y le dijo: - no sirves para nada. Eres una nulidad. Mi mamá tenía 16 años. Mi mamá se enojó con su padre porque la había ofrecido en matrimonio con un caballero que no conocía y le dijo a su papá: 
- Yo no lo acepto. Antes que eso, me caso con el primero que pase por la calle.
En ese momento entraba al negocio el Sr. González Bastías, (José Miguel González Bastías, hermano del poeta de las Tierras Pobres) quien habiendo escuchado la disputa familiar, dijo en forma de chanza:
- Pues le tomo la palabra, señorita.
Y mi madre enceguecida por la discusión con su padre le dijo:
- La tiene señor.
A la abuela no le quedó más que insistir en su enojo.
Y a González Bastias no le quedó más que cumplir lo que dijo por bromear. 
La palabra es la palabra. Así de este matrimonio nació Olga González Olivares; mi hermanastra. Fue nacida sin amor. 
Olga González Olivares, mi hermanastra – por parte de mi madre - conoció a mi papá Leopoldo Bourgade. 
Era preciosa y muy parecida a tu hermana Patricia. Muy educada. 
Mi mamá la envió con mi hermano Raúl a estudiar a La Serena, fue internada en La Monjas Francesas. Después ella se casó con un Sr. Kramer. Se separa y se viene, ya casada, a Valparaíso a vivir con un Sr. Seiser. Fin de la historia. Tocaba el piano. Mi papá la quiso mucho. Y ella murió joven. 
Olga fue la primera hija de mi madre y mi hermanastra.
------------------------------------------------------------------------
Leopoldo - mi papá - salió, murió a los 59 años en calle Quillota 742 Punta Arenas por un edema cerebral. Dormía con mi madre y le dijo:
- Hoy no quiero ir a trabajar. Giró su cuerpo y se murió.
------------------------------------------------------------------------
Mi madre Isidora murió a los 81 años en casa de su hijo Charles por insuficiencia respiratoria. Esta es la historia. Con amor tu mamá 86 años
Mira lo que he recordado hijo. Te quiere; mamá.
……………………………………………………………………
Leopoldo tuvo propiedades y le escribió a su hijo contándole sobre sus bienes. 
Esta carta desapareció desde el escritorio de tu tío Charles y de ella nunca más se supo.
Mi papá tenía unas islas. En la isla Wellington. En la radio Polar salió esta información…esto me lo contó la Dina. Tu tía. No sé si son las islas, Morton, Dulce o Carlos.
La isla Wellington tiene muchos fiordos; lagunas, pantanos, torrentes y riachuelos. Sepa Dios que fue de sus propiedades. Lo más probable es que sean del fisco o haya sido reclamadas por otros colonos.
Otras propiedades están registradas a su nombre en el Archivo Histórico Británico.
(Bourgade, Leopoldo/ Soto Salas s/n. 5662 Rol Territorio Magallanes Porvenir Urbano 1928)
(Bourgade, Leopoldo/ Muñoz Gamero s/n. 5938 Rol Territorio Magallanes Porvenir Urbano 1928). 
(Bourgade, Leopoldo/ Briceño s/n 5870 Rol Territorio Magallanes Porvenir Urbano 1928).
También quiso hacer una estancia en la isla Lennox con un socio, rematando unas conceciones del gobierno, pero no le resultó el negocio
En la casa de Gabriela Mistral hay una foto de ella con mi mamá. 
Eran compañeras de curso
………………………………………………………………………
Mi querido hijo:
Continúo con mi testamento escrito:
Al llegar a Valparaíso mi papá conoció a Dolores Domini de 39 años. Mujer francesa radicada en Valparaíso, de las Monjas Francesas. Se casan. Tienen dos hijas; Luisa y Victoria, que serían mis hermanastras. Él regresa con ella a Francia para ser presentada. Los parientes no la aceptan y la tratan de “india”, sin saber que ella sabía francés. Supo de los insultos que le decían (esto lo contó Amalia, su nieta) A mi papá le tenían otra señorita para desposar
Así regresa a Chile con Dolores Domini.
En 1896 y 1897 se forma la firma Braun y Blanchard, donde mi papá es el contador. Muy respetado. Íbamos con la Ruby, mi hermana, a buscarlo y nos hacían pasar a un salón de espera. Andábamos de su mano siempre y de allí a la playa, a hacer patitos en el agua. 
Nunca pensé que tenía tantos recuerdos guardados en mi mente. Hoy, los saco para ti. Es mi herencia escrita para ti. Así quiero que sea. Primera vez que los saco de mi mente casi enteros desde mi niñez.
Te quiere tu madre RAQUEL.
------------------------------------------------------
Hijo Rubén Raúl. Este es San Judas Tadeo que siempre me ha acompañado. 
Mi mamá me enseñó a rezarle desde niña. Nos protegió siempre. Antes y Ahora.
Besitos Mamá
…………………………………………
Gracias por tus llamadas, que las necesito. 7 Julio 2010.- A los 86 años con amor para ti.
..................................................................
Querido Rubén: 
Es domingo y quiero contarte que ayer fui de paseo ¡Miré la cordillera que hay en Santiago! La encontré maravillosa. 
Me acordé cuando fui a Puerto Natales. Cerca de las Torres del Paine y recordé a Victoria pintando las Torres. Hasta un verso me salió.
Cordillera, cordillera
Que felicidad he tenido por mirarte tan bella
como una diosa tu blancura
y tu parte majestuosa es muy hermosa. 
Fin del verso.
Mirando las montañas recordé las bolas de nieve que yo hacía para tirárselas a un compañero austríaco que era vecino y nos peleábamos harto.
Espero que estés mejor de tu estómago y tus exámenes estén bien.
Me despido con un abrazo y besitos. Tu madre que te quiere mucho, mucho
Mamá.
-------------------------------------------------------------------------
Aquí te mando la foto de mi papá y sus hijas Luisa y Victoria. 
En esos años aún estaban solteras.
Para mi hijo Rubén
……………………………………….
No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo 
Aceptar tus sombras. 
Enterrar tus miedos 
liberar el lastre 
retomar vuelo
Perseguir tus sueños 
destrabar el tiempo 
correr los escombro
Recuperar la risa
ensayar el canto
bajar la guardia y extender las manos
destapar el cielo
No te rindas por favor no cedas…
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Aunque el frío queme
Aunque el miedo muerda
Aunque el sol se ponga y se calle el viento
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo
Porque ahora es la hora y el mejor momento
Porque no estás solo, porque te quiero.
Bueno hijo; me despido con mi gran dibujo
Te quiere; tu mamá.
----------------------------------------------------------------------
Querido hijo recibí el dinero del mes de Julio. Con eso compro mis remedios y mi Ensure. Ya me he tomado tres tarros grandes. Gracias. En Agosto iré al geriatra. Te estoy tejiendo un individual para la bandeja del té. Fui a misa… al militar y pedí por ti. Después sigo.
Continúo…
Mi mamá ISIDORA, usó ropa negra rigurosa desde que mi papá falleció. Porque ella decía que nunca se sacaría el luto. No era de misa, sólo de rezo en su cama. Después sigo.
Continúo…
Acabo de llegar de un paseo y recordé los paseos de la calle Bories. El paseo de todos los días a las seis de la tarde. Con tu papá.
Cantábamos con tu papá Caminito
Isabelita
Cuartito azul
Cantábamos siempre, muy alegres siempre… 
y La Novia de Antonio Prieto…
y el Barrilito de cerveza
y Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor. 
Cantábamos y bailábamos siempre que podíamos. Qué lindos tiempos
…………………………………………………………..
Mi mamá usaba un sombrerito negro que se llamaba capelina. Era muy sencilla. Zapatos negros. Medias negras. Recuerdo que me decía: ”siempre debes andar arreglada por tu marido” Siempre cantaba canciones muy bonitas que no puedo recordar.
Nunca criticó a nadie. No discutió ni peleó con nadie. La Tela, mi suegra, le puso imposiciones para que tuviera un sueldo. Andaba con Taíto, mi hermano que sufrió de meningitis y tu tío, a todos lados. Visitaba a la Irma Ciscutti que la quería mucho. A ella le decía ¡Mi rucia! Quien siempre le tenía algo para ofrecerle
……………………………………………………………………Querido hijo Rubén:
Te escribo para saludarte con cariño y amor. Estoy bien, como ves. Recuperándome.
Cariños a todos.
Se despide tu madre que te quiere mucho y te extraña.
Raquel. 
Gracias por tu atención
……………………………………………………………………
Querido hijo Rubén
Con cariño te escribo nuevamente para contarte que estoy bien de salud
¿Espero que estés bien?
(No sé por qué lo puse con signos de interrogación)
Que tus exámenes salgan bien. Rogaré a Dios para que te cuide.
Besitos de tu viejita.
Que te cuides para verte siempre bien y bonito. Te quiero
……………………………………………………….............
Te contaré que escuchó radio todos los días. La radio me la regaló la Nona MILKA desde Punta Arenas. También tejo. Voy al parque a mirar los árboles que me gustan mucho. Y los pájaros que dios hecho al mundo para contentarnos.
Ahora te escribí porque el doctor me dijo que lo hiciera con mis lentes nuevos que tú me compraste. Gracias hijo que Dios te ayude mucho.
Te contaré que voy al banco a cobrar la platita de tu papá que me dejó gracias a Dios. Allí firmo la planilla, También ayudo a la Quela en algunas cosas de la casa. Lo que se pueda. Lo hago con amor.
Más rato te escribo más.
Esto lo hago feliz para ti. Estoy bien para hacerlo ¿Cierto?
………………………………………………………………………
Te mando un llavero con el apellido nuestro con tres estrellas. Lo encontré por casualidad. Tiene tres luces, igual que mis hijos.
También te mando un escapulario para que te cuide. Dios y la Virgen.
(Madre, se lo traspasé a mi hija con tus bendiciones, a mí ya me sobran las tuyas y yo no sé pedir).Después te mandaré la oración que me enseñó mi mamá de la virgen Monserrat.
LOS DESEOS DE LA TERCERA EDAD
Llévame al baile hijo
Que aún no estoy tan vieja
Quiero lucirme contigo
Bailando del brazo sujeta.
Llévame a la calle hijo
Aún tengo buenas piernas
Caminar sin rumbo fijo
Que a tu lado no me sentiré vieja
Invítame a tu casa hijo
El domingo en la mañana
A compartir una buena mesa
Y sentirme acompañada
Háblame con cariño hijo
No me retes ni te exaltes
Las viejas somos como niños
Que nos mimen, nos sonrían sin desaires
Festejar mis ocurrencias
No critiques mis locuras
Trataré de ser valiente
Aunque surjan amarguras
No me alejes de tu lado
No me hables con engaños
Tengo clara mi mente
Los recuerdos son de antaño
Ven a verme a casa hijo
No te pediré nada sólo tu presencia
Y mirar tu linda cara
No me dejes triste y sola
No me metas en la cama
Los doctores se equivocan
El dolor está en el alma.
Fin de la poesía.
………………………………………………………………………Agosto
Querido hijo Rubén:
¿Qué te pareció la carta que me enviaron mis compañeras del círculo?
El círculo es mi lugar de reuniones
Nos juntamos 50 mujeres. Tomamos tecito. Jugamos a la lotería.
Hacemos canastas, vamos de paseo a distintas partes; La Ligua, Olmué, La Serena,
Hacemos trabajos en pintura, tejidos, juguetes de paño según lo que las socias quieran hacer.
Es bonito pertenecer a este grupo de Sras. Las extraño mucho.
En las reuniones se leen las noticias y problemas de los socios. Se visitan los enfermos nombrados.
En elecciones los candidatos nos visitan.
Recuerdo que fue el diputado Bustos a visitarnos en un almuerzo, yo lo saludé y le dije: - cuente con mi voto.
También vinieron los enviados de Lavín y nos dijeron que si salía
Lagos nos iban a quitar los beneficios.
Pero voté por Lagos como me dijiste.
En el círculo aprendí a hacer muchas cosas y sentirme muy querida y respetada por mis compañeras. Yo me cachiporreo contigo.
Cumplí 30 años de socia el año 2007, fui condecorada con una escarapela.
Ese día cerraron la calle. Pusieron un estrado para las autoridades. Se tocó el himno nacional y entre aplausos dijeron mi nombre. Después sigo. Se fue el sol. Mañana sigo
…………………………………………………………………Querido hijo Rubén Raúl. Voy a seguir con mis escritos. Hoy te contaré de mis amigas:
Lastenia Ugarte, La Bruna (muy amiga de Rubén), Elga Villagrán, Lola Pezzola que sus hijos siempre me visitan, son muy cariñosos.
También está la Margarita, que murió. Todas mis amigas murieron. Con todas compartí lindos momentos de alegría y de los otros también.
Viví con mis suegros. No fue fácil. Yo era allegada a mi mamá desde siempre. Mis suegros cerraban la mampara a las 9 de la noche con llave. Nadie salía más.
Hasta aquí llego por ahora
……………………………………………………………………
Al morir mi marido, me presentaban candidatos pero yo no quise nunca darle padrastro a mis hijos.
En Quilpué llegó de visita el papá de Zaida (polola de Vladi) y la Tela quería que yo saliera con él. Yo le dije que no era correcto. Y no volvió más a la casa.
Eso fue de mis pretendientes. Y entre ellos estaba Celso, que murió.
La viuda Raquel no era para tener compañía.
Bueno hijo, estas son historias de viuda interesante, pero con tres hijos
……………………………………………………………………
Conocí Valparaíso con mi hija Patty. 2 añitos tenía ella y yo 33 años. Viajamos en barco. Tenía que operarla.
El barco se demoró un buen tiempo y llegué a la casa de Chela Muñoz, casada con un marino; sub-oficial mayor. La casa quedaba en calle Cajilla de la Plaza Echaurren. Mi hija lloraba tanto que el dueño de la casa me dijo que me fuera a arrendar 2 piezas cerca de allí. Compré una cocinita de dos platos. Y así cocinaba para mí y mi hija Patty, pero ella lloraba mucho. Yo escribí tantas veces llorando. Yo llamaba a la Tela para que me mande el pasaje para volver. Pero no me contestaba. La abuela Antonia habló por mí y me mandaron el pasaje de regreso después de un año, sola en Valparaíso.
Al volver me fui a vivir con la abuela Antonia. Yo y mi hija chica.
Dormíamos en una pieza en la calle Magallanes. Tú y la Raquel vivían en la Calle Colón.
Después me arrendaron 2 piezas en Colón. Yo le pagaba a la Tela 30 mil, que mi marido me mandaba judicialmente.
Esa es la historia de Valparaíso, sola con mi hija.
Primera vez que cuento que Valparaíso me trae recuerdos tristes, de soledad.
Un besito de tu mamá.
……………………………………….
Querido hijo mío;
Te contaré que acabo de ver a la escritora Isabel Allende en una entrevista en la tele. La escuché atentamente y me gustó mucho lo que ella hablaba. De su país y de Estados Unidos, de su abuela que era espiritista, de sus amores y de su hija Paula y de la mujer y de la memoria que no debe borrarse. Y traer los recuerdos antes que se desvanezcan. Y eso me hizo pensar que esto es lo que yo estoy haciendo con mis cartas. Recordar mi vida, mi niñez, mi juventud, mis amores, mis cambios en mi vida. Buenos y malos en mi vida mamá.
La encontré muy clara para hablar. Me gustó cuando dijo: ¡Vengo de lo tapado, de lo oculto, de lo prohibido! Me recordó mucho a la Victoria, mi hermanastra, que era una mujer muy fuerte y decidida. Tan educada para hablar. A ella le tocó un cambio de vida muy grande.
Murió en 1956, cuando nació tu hermana Patty.
Bueno hijo. Voy al parque. Ayer me encontré con una puntarenense de apellido Slavic, que vivía cerca de mi casa. Ella no se acordaba. Pero yo sí. Vive en el hotel senior que es residencia del adulto mayor. Me contó que también tiene tres hijos y paga 700 mensual.
He recuperado el mundo perdido de mi infancia con tanta anécdota olvidada.
Mi mamá tan valiente. Recuerdo su rigidez para criarnos a los 5 hijos.
"Habla bien". "Come bien". "No pongas los codos en la mesa." "Se respetuosa y obedece a los mayores." "No hables cuando no se debe." Eso yo no lo aprendí jajaja. Meto la pata muchas veces.
Con todo esto, yo estoy encargada de no olvidar lo que he pasado antes que me vaya al cielo. Si es que hay y me admiten.
Voy al parque. Chao mi hijito mío. Mamá.
………………………………………………………………………
Operaciones:
El año 1973 me operé de la vesícula en Quilpué. Pasé el golpe militar en el hospital.
El año 70 me operé de la rodilla. Tenía un quiste por un golpe.
El 2009 me operé de las cataratas. Yo vi cuando el doctor me sacó la telita y me la mostró.
No sé si recuerdas yo cuidé una casa en Stgo. El año 76 por 3 meses. Sola. Me pagaron y yo se lo entregué a la Tela. Estas son confesiones de tu madre, que hoy recuerda a los 86 años y las comparto contigo.
Besos, Cariños. De tu madre que teje para distraerse. Tu mamá.
…………………………………..
Te mando un llavero con el apellido nuestro. Con tres estrellas. Lo encontré por casualidad. Tiene tres luces igual que mis tres hijos. También te mando un escapulario para que te cuiden Dios y la Virgen. Después te mandaré la oración que me enseñó mi mamá de la virgen Monserrat.
………………………………………………………………………Querido hijo:
Espero que estés bien en tu trabajo. Ayer me llevaron a ver tu edificio tan grande. Le encontré tanto vidrio. Conté muchos pisos. Más de veinte. Qué alegría saber que haces cosas tan lindas. Me siento muy orgullosa de mi hijo.
¿Te gustó el denario que te mandé? En la carta que te envié el otro día? Y los calcetines ¿Cómo te quedaron?
Yo aquí bien ya pasé agosto sin los resfríos de antes.
Te contaré que terminé mis inyecciones de Avastin en los dos ojos. Ahora el doctor va a comparar exámenes del 2010 y el 2011. En total me puse 8 inyecciones de Avastin.
Bueno mi hijo querido. Un gran abrazo y un besito. Mamá.
……………………………………………..
Te contaré que el 7 de septiembre voy a Buenos Aires. Allá iremos con Milka, Robin y Raquel a ver un espectáculo de tangos. Iremos a Caminito, La Boca. El viejo almacén. Corrientes 348 segundo piso ascensor y otros tangos que escuchamos con la Milka.
Viajaremos, viajaremos.
Estoy escribiendo el nombre de los tangos para refrescar la memoria. Te traeré un tangito. 
Estoy muy bien de mis ojos. Yo creo que es por tanta inyección que me han colocado. Y esos quistes que tenía en la retina espero se terminen. Eso se sabrá en noviembre.
Te encontré muy bien el domingo y gracias por tus lindos regalos queme trajiste de Roma: el rosario, el libro del Papa Benedicto, y el agua bendita de la virgen de Efeso. Con ella me persigno antes de dormir y duermo tranquilita.
Besitos a mi hijo parecido a su padre. Me lo hiciste recordar mucho, que soñé con él.
………………………………………………………..
TANGOS
1. Volver
2. Cambalache
3. La cumparsita
4. A media luz
5. El día que me quieras
6. Uno
7. El choclo
8. Medallita de la suerte
9. Gira,gira
10. Percal
11. Madreselva
12. Fumando espero
13. Malena
14. Adiós pampa mía
15. Adiós muchachos
16. Por una cabeza
17. Caminito
18. Que falta que me hacés
Fin
……………………………………………….
Querido hijo
Aquí me tienes nuevamente para mandarles a mis hijos algunas fotos del pasado. Y bien pasado. Tengo mi historia también. Creo que estos no los tienes. También te mando un gancho de ropa de esos años. Yo los vi por primera vez en Río Gallegos cuando nos fuimos todos. El viento era muy fuerte y era necesario un gancho fuerte. Los venden solo en Punta Arenas. Yo en mi casa los guardaba en un canasto. Aquí en Santiago no hay. Yo te mando uno para tu escritorio. Me lo regaló la Quela. Y yo te lo regalo a ti mi hijo primero.
Al mirar las fotos que te mando me veo tan rara que me parece que no fuera yo. ¡Cómo pasan los años! Tantas historias de la vida.
Recordé algunas palabras que antes yo usaba por ejemplo: Perrano, felpudo, botamanga, trajesastre, capelina, que es un sombrero. Mi mamá usó sombrero de viudez, con género. . . por muchos años.
Me despido de mi hijo con un besito y un gran abrazo para que no me olvide. Igual que el bolero.
Cuídate mucho, mucho hijo mío.
Te quiero mucho.
Tu mamá.
…………………….
LA TORTILLA CORREDORA
Había una vez una familia con papá, mamá y siete hijos traviesos.
La mamá preparaba postres y una tortilla de rescoldo que hacia poner a los niños locos de alegría.
Cuando la mamá comenzó a preparar la deliciosa tortilla, toda la familia se reunió alrededor de la mesa esperando que la tortilla esté lista.
Todos se amontonaron para pedir un pedazo de aquella apetitosa tortilla.
- No la toquen que está caliente. Coman – dijo la madre – cuando se enfríe.La madre iba a partir la tortilla y ésta se asustó. Y salió rodando hasta llegar al patio de la casa. Por supuesto toda la familia salió corriendo sin poder alcanzarla.
La tortilla se encontró con un hombre grande que la quería alcanzar para comérsela.
Ella siguió corriendo.
Se encontró con unas gallinas que lo único que deseaban era picotear a la pobre tortilla. Y esta rodó y rodó hasta encontrarse con un perro callejero. Pero ella era astuta y logró evitar el ataque.
Se encontró con otro hombre hambriento que no había comido en semanas. Pero la tortilla era más rápida y logró escapar.
La pobre tortilla estaba cansada para seguir corriendo hasta que se encontró con un cerdo que comía con ganas unas cáscaras de papas: - ¿De quién estás huyendo tortilla?
- De una familia, de un hombre grande, de un hambriento, de unas gallinas. Ya estoy cansada para huir.
Llegaron a un río y la tortilla preguntó. ¿Cómo podré pasar por aquí? Si me meto al agua me disolveré como mantequilla
- Fácil yo te llevo en mi boca.
La tortilla confió en el cerdo y dio un salto hacia su boca. Y el cerdo traicionero se la comió sin dejar ni las migas de la pobre tortilla.
Fin
Este cuento fue contado a mis tres hijos. Mamá. 86 años.
También les conté este cuento a mis nietos y hoy a mis 86 años quiero dejárselo a todos mis bisnietos que vengan cuando yo no esté. Estaré en el cielo contando el cuento famoso de LA TORTILLA CORREDORA. Le entregaré a cada uno de mis hijos una copia del cuento para que ellos se los lean en mi nombre. Cada bisnieto tendrá una copia.
Con amor para mis herederos que vendrán.
Raquel Bourgade Olivares
3 de Agosto de 2010.
..........................................................................................................
...
Carlos Bahamonde Villarroel Que linda tu madre Raquel. La recuerdo muy bien con esa sonrisa que nos recibia
y, te buscabamos para jugar pichangas en Plaza Sampaio.  
Edith Calisto Silva Linda tu madre, Rubèn!
Carola Monsalves Linda mi viejaaaaa
Loretti Rojas Ciscutti Que elegancia de mujer...!
Hermosa mi tía,dale un abrazo de mi parte y otro para ti primo, que disfrutes a tu madre por mucho tiempo. Besitos.
Deysi Ciscutti Oyarzo Que linda la tia Raquel, tiene un parecido con mi papa.
Es tía de mi papa, es hermana de mi abuelita Victoria, tiene una apariencia muy distinguida y a la vez dulce.
Daniel Torrealba Castro Mi querida tia Quela un gran saludo
Carola Monsalves Mi abuelita se está despidiendo. Soy hija de la Quela .
Estoy feliz de tanto cariño que ella genera con una sola publicación de su fotografía .
Y es verdad , la más distinguida , dulce , cariñosa , suave, respetuosa y amorosa.
Claudia Bugy Bourgade Hermosa mi tía Raquel hace poco menos de un año estuvo en mi casa,
y siempre muy elegante... Como olvidar que me enseño a tejer a croché muy linda ella y con mucha paciencia!
Jime Monsalves Mi abuelita hermosa! La más linda y elegante!!! 
Hoy luchas y te aferras a la vida con todo! Me quedo tranquila que te dije todo lo que te amo ... 
Siempre estarás conmigo
Raquel Carcamo Madre amable de mi vida...amo tu fortaleza..tu actitud ante la vida..
tu fuerza..tu temple..tu positivismo...tu ternura a flor de piel...amor de amores..e
se amor hacia tus hijos...amor mor absoluto....hoy estas aferrándose a la vida...vida que tiene tu huella...firme...
Madre amable de mi vida. ..amo tu ser...tu espíritu. .madre mía. .
Raquel Carcamo Madre amable de mi vida..te abrazo y te beso en la hora de tu partida...
Madre amable de mi vida...descansa!!
Sigrid Patricia Samsing Ciscutti Hermosa mi tía como siempre
Maria Angelica Mimica Carcamo Todo mi cariño y los mejores recuerdos....
me cuidó como a uno de sus hijos en mi permancia en su casa durante mis años universitarios....
que lindas caminatas dominicales....cuánta compañía.....
Raquel Carcamo Gracias por tus palabras generosas de cariño....fue una época inolvidable. .
caminatas a la "copa"...para bajar lo comido junto a la "agüita de perro"..Muchos cariños.  
Maria Angelica Mimica Carcamo Exactamente.........y nuestras idas al Belloto caminando....cantando....
que lindos momentos.
Raquel Carcamo Siiii,y las canciones de Manzanero,..y los boleros..
y por supuesto sacar de algún árbol hojas de eucalipto..para tomar..y a Respirar ...
no podía faltar el postre de babarois a que hacías que había que batirlo muy bien. 
y colocarse la james a góticas para que quedará bien cuajado......ja...jajaja...aún lo hago así. 
Mientras tanto el pollito se cocinaba al horno bajo la mirada atenta de mamá.  
Ricardo Serey Beltrán De mi querida tía Raquel puedo destacar su gran afectividad, 
acogedora y cálida con sus sobrinos. Con ella baile mis primeros tangos siendo niño, 
en los malones que se realizaban en nuestra casa los días sábado. 
Mabel Serey B Nuestra amada tía que con su dulzura sacaba de la tristeza una sonrisa 
en cada persona que la rodeaba ....asi nos deja una huella inmensa para mí .
Muchas conversaciones y mas de alguna caminata otoñal donde nuestros pasos hacían crujir las hojas caídas ...
Lizzie A Pezzolla Barra Te amaremos siempre, porque fuiste la mejor tia,
Raquel Carcamo Esa es mi MAMI!!!!..

No hay comentarios.: